¿Por qué realizar la transición a ISO 9001:2015?

9 Diciembre, 2016 - 5 minutes read

Se aconseja que las organizaciones empiecen con la transición a la nueva ISO 9001 lo antes posible, para así evitar problemas.
La revisión de la ISO 9001 se realizó con la intención de adecuar la norma a las necesidades actuales a las que están expuestas las organizaciones. Así se ha procedido a realizar un documento en el que se dan unas recomendaciones para lograr la transición con éxito. El documento ha sido elaborado por IAF y el comité encargado de la propia revisión de la norma ISO 9001.

La norma ISO 9001 que está vigente es la ISO 9001 versión 2015, por lo tanto, aunque existe un periodo en el que los certificados ISO 9001 versión 2008 son válidos, estos tienen una fecha de caducidad y pueden perderse. Así que, el principal motivo por el que hay que adaptar el SGC según ISO 9001 a la nueva versión, es por mantener el certificado que garantice que la organización realiza su actividad teniendo en cuenta los estándares de calidad.

Esta transición a ISO 9001:2015 aporta numerosos beneficios entre los que destacamos:

•Eficacia de las modificaciones que tienen lugar en el negocio

En esta nueva versión se presta mucho interés en el análisis del contexto y la gestión del riesgo, esto permite que la alta dirección y el resto de trabajadores conozcan mucho más a la organización, ya que es necesario analizar aquellos factores externos e internos que afectan e identificar los riesgos a los que está sometida.

La clave es conocer los factores porque estos te pueden dar información muy valiosa para adoptar medidas y mejorar. Lo mismo ocurre con los riesgos, ya que su correcta gestión implica la toma de decisiones que mitiguen e incluso eliminen dichos riesgos que hacen peligrar el correcto desarrollo del Sistema de Gestión de la Calidad e incluso el de la propia organización.

•Imagen de marca

La certificación ISO 9001 no debe ser un mero papel que queda en la pared de una oficina, debe ser el modo de mostrar a cualquier parte interesada que esa organización opera según los requisitos definidos por una norma que tiene más de un millón de certificados en el mundo. Tener un Sistema de Gestión de la Calidad da la posibilidad a las organizaciones de ganar confianza entre los usuarios y los propios proveedores, por lo que consiguen ampliar el negocio y diferenciarse del resto de entidades que compiten en el mercado.

•Integración con otras normas ISO
La nueva ISO 9001 tiene una estructura definida según el Anexo SL, al igual que ocurre con las normas ISO que han sido revisadas o publicadas desde el año 2012. Esto permite que las organizaciones que cuenten con más de un sistema de gestión no tengan que dedicar más tiempo por ejemplo debido a la duplicidad de documentos.

•Costos
La mayoría de los directivos prestan mucha atención a los aspectos económicos que aporta la implementación de un Sistema de Gestión de la Calidad según la ISO 9001. Pues bien, con la nueva ISO 9001 2015 el ahorro es considerable ya que simplemente el ahorro en la gestión de documentos ya supone una reducción importante. Lo mismo ocurre con la detección, reducción y eliminación de los riesgos, que logra gastos innecesarios asociados a adoptar acciones correctivas.